domingo, 22 de enero de 2017

Receta de tarta de mandarina, fresas y pistacho con glaseado brillante de mandarina


Con estos días fríos no hay nada mejor que prender el horno y hacer deliciosos pasteles de frutos secos que son bien invernales e ideales para desayunar o merendar. Me encantan las tartas de frutos secos, pero siempre me gusta introducir una variante más vanguardista que no use las tradicionales nueces, uvas pasa o albaricoques secos. Por eso os dejo esta receta en la que enseño como deshidratar fresas para hacer un pastel de mandarina, fresas y pistacho con un sabor exquisito y original y cubierto con un delicioso glaseado brillante de mandarina.


Fresas secas o deshidratadas

En pastelería no suelen usarse trozos de fresas crudas dentro de un pastel que hay que hornear, ya que por la cantidad de agua que poseen humedecen el bizcocho y lo dejan pegajoso alrededor de la fruta, además el calor las decolora dejándolas de un color grisáceo nada estético ni apetecible y también pierden mucho sabor al hornearlas, mientras que las fresas deshidratadas conservan un bonito color rojo intenso tras el horneado y su sabor queda súper concentrado.

Para esta receta se necesitan aproximadamente 350 g de fresas, que luego al deshidratarse perderán peso. Lavarlas con el cabito y hojas, y luego cortarlos, si se corta el cabito y luego se lavan las fresas pierden su sabor porque absorben el agua. Para deshidratarlas se puede usar un deshidratador de alimentos o colocarlas enteras en una bandeja sobre papel de horno y hornear con calor arriba y abajo a 90º C durante 4 horas aproximadamente.


Receta de tarta de mandarina, fresas y pistacho con glaseado brillante de mandarina

Ingredientes

(Para molde Wilton Cascade, el usado para esta receta, o cualquier molde Bundt. Si se usa un molde Savarin usar la mitad de los ingredientes de la receta y acortar la cocción a 45 minutos)

320 g de mantequilla
320 g de azúcar
8 huevos
8 cucharadas de zumo de mandarina exprimido y colado
320 g de harina
1 sobre de levadura en polvo
160 g de pistachos crudos sin sal
160 g de fresas deshidratadas

Preparación

Batir la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que esté cremosa, incorporar los huevos uno a uno y batir bien. Tamizar la harina y la levadura en polvo y mezclar con las fresas cortadas en trozos pequeños y los pistachos. Agregar la harina mezclada con los frutos secos en tres tandas, alternando con el zumo de mandarina.

Engrasar el molde con un spray antiadherente o pincelándolo con mantequilla derretida, no hay que enharinar  si se usa este molde o los de Bundt, pero si se usa un molde Savarin si que hay que enharinarlo. Verter la preparación en el molde siempre desde el mismo sitio para que cubra todos los huecos del molde, alisar la superficie con una espátula y hornear a 170º C con calor arriba y abajo durante 50 a 55 minutos, en el centro del horno en una bandeja rejilla, para que el calor circule por el tubo del molde y el horneado sea parejo. Retirar del horno dejar enfriar durante 10 minutos dentro del molde y desmoldar sobre una rejilla.

Glaseado brillante de mandarina

Ingredientes y materiales

200 g de zumo de mandarina exprimido y colado
Zumo de medio limón exprimido y colado
120 g de azúcar
Termómetro de azúcar

Preparación

Mezclar el zumo de mandarina y de limón con el azúcar en una olla alta, porque subirá mucho, llevar a fuego máximo y remover mientras se calienta, luego dejar de remover para que el azúcar no se cristalice. Cuando comience la ebullición colocar el termómetro de azúcar y cuando el almíbar burbujee y suba demasiado bajar el fuego al mínimo, el almíbar debe llegar a los 115º C, cuando llegue a esa temperatura retirar del fuego y con una cuchara ir glaseando todo el pastel, que deberá estar sobre una rejilla y colocar papel de horno debajo para que cuando caiga el almíbar luego se pueda recuperar.


Se puede decorar la tarta con unas frambuesas pinceladas con un poco de polvo alimentario color bronce. Espero que la preparéis y la disfrutéis mucho!!!


miércoles, 11 de enero de 2017

Premio a mi libro: Fiestas Dulces


Mi libro Fiestas Dulces ha sido elegido Mejor libro de España en la categoría Entertaining por la  Gourmand World Cookbook Awards, conocidos como los “Premios Oscar de los libros de cocina”, que reconocen cada año los mejores libros de gastronomía a nivel mundial.

Estoy muy feliz de haber sido nuevamente premiada por la Gourmand World Cookbook Awards, primero por mi libro: Pasteles de Alta Costura galardonado como el Mejor Libro de Pastelería de España 2014 y ahora este premio para mi libro Fiestas Dulces.

Muchas gracias a todos los que tenéis mis libros porque sois quienes me impulsáis a poner lo mejor de mí en cada nuevo libro y muchas gracias también a mi editor Felipe Viñals de la Editorial Boutique de Ideas.